495. La línea Toyoko

with 3 comments

Grabé estos vídeos hace… creo que unos cuatro años ¿no?. Una tarde de bajón en un día gris de lluvia. Siempre quise montar algo como con otras tantas de las cosas que grabé cuando estaba en Japón y cuando me quise poner a hacerlo ya no me apetecía.

Hace poco me salió un trabajillo de esos de montar un video deprisa y corriendo grabado no con muy buena calidad, y me volvieron a entrar ganas de trabajar con algo un poco más decente para poder probar mejores ajustes y filtros. Poco. No mucho, ya que la cámara de Sony tampoco hacía maravillas… Así que rebusqué en el disco duro donde tengo los vídeos guardados y aunque hay de varios países y continentes, el 80% son de lo que grabé el año que viví en Yokohama, así que es difícil no acabar jugando con alguno de esos (sí, lo que tendría que hacer es coger la cámara nueva y salir a patear Bcn… tranquilos, ya me arrepentiré algún día).

Y dicho y hecho… me topé con ese montón de trocitos de video que me sabían a poco y monté el que en su momento quise que fuera mi homenaje a la linea Toyoko. La linea que me había llevado a casa y al trabajo. La linea que me había llevado a una nueva vida. La linea que me había llevado a un peor Yo, pensarán. La linea que me había llevado a un nuevo y mejor amor.

Y aunque el día que lo grabé no estaba pensando en Yo, ni en amor, el tren que une Shibuya con Yokohama se merece, como mínimo, el insuficiente homenaje que este que escribe le puede dar.

Written by fvalenciano

October 2nd, 2013 at 5:47 am

Posted in ELOVEE,Nostaljack,Video

494. El ikulibro

with 4 comments

Pues la verdad es que no sé exactamente cómo me vi involucrado en este proyecto, ya hace mucho tiempo…

Creo que fue Oskar el que me pidió si le podía prediseñar unas plantillas para un libro que estaba escribiendo. Barajé la posibilidad, pero me parecía tarea imposible el hacer algo decente que se pudiera aprovechar para cualquier tipo de texto o cantidad de imágenes y que no resultase ser una chapuza… así que me ofrecí para hacer el trabajo. Realmente me apetecía y tenía ganas de ver cómo evolucionaba ese “diario”.

Han pasado meses. Han viajado archivos. Se han mandado mails. Consciente soy de que el libro lo ha escrito Oskar, pero él mismo lo cree un poco de todos. De los que le hemos echado una cable. De los que le han motivado con buenas o malas palabras. De los que han apoyado el proyecto ahora con dinero o antes incluso con un “¡no lo dejes!”.

Ayer cumplía 37 años y ponía el proyecto en Verkami para recaudar los 4.000 € que necesita para hacerlo realidad. Pocas horas más tarde, lo conseguía. Gracias a su esfuerzo y al apoyo de la gente.

Sé que puedo sonar maleducado, pero a mi, el haberlo diseño, a estas alturas, me da absolutamente igual. Me alegra y emociona ver como el proyecto sano de un colega llega a la meta que se ha fijado. La idea del libro no está promovida por el pavoneo de mira cuánto se de esto, mira qué fotos hago y tú no o mira a quién conozco y tú no… El libro de Oskar ha empezado y acabado con la naturalidad de una entrada en su blog y eso, a mi, es lo que me vale por encima de guías de viaje escritas por sucedáneos de periodistas o amantes del cmd + C, cmd + V.

No dejéis de pasar por Verkami y participar en el proyecto.

Written by fvalenciano

September 25th, 2013 at 2:04 pm

Posted in Diseño,ELOVEE

Tagged with , , , , ,

493. Soy diseñador gráfico

with 3 comments

Hala, ya lo he dicho.

He trabajado como fotógrafo, asistente de cámara en rodajes, montando video o incluso haciendo animaciones en After Effects… pero nunca he dicho que fuera otra cosa que diseñador gráfico. No soy fotógrafo. He estudiado fotografía en el instituto y en la universidad, pero no tengo ningún título que diga “El Sr. Tal es fotógrafo hagan caso de lo que dice porque sabe mucho”. No. Mis conocimientos me han permitido trabajar haciendo fotografía de producto para catálogos… y qué cojones… me he cansado de ser modesto ¿sabes? En todos los sitios he mejorado el trabajo que se hacía. He tenido más control de los perfiles de color a la hora de imprimir. De que los colores correspondiesen de forma más fiel con los tejidos originales. De que los negros no fueran azules oscuros, que tuvieran información y textura. Que los metales no estuvieran cargados de reflejos y brillos. Que el producto no estuviera lleno de arrugas y deformado por estar semanas tirado en un rincón de la empresa… Podría seguir.

beats

Pero insisto, no soy fotógrafo. Me ha gustado hacer fotografías. Las he hecho. Y las hecho lo mejor que sabía (casi) siempre.

Mi título es de diseñador gráfico. Y eso es lo que soy. Créelo o no, a mi me cuesta, pero tengo ya diez años de experiencia entre freelance y empresas. Hay cosas que no he hecho ni estudiado y desconozco, sí. Pero en mi portafolio podría poner diseños de logotipos que ves todas las semanas en las calles de España, libros de instrucciones que posiblemente hayas tenido en las manos, cajas que hayas abierto, adhesivos que hayas intentado despegar, revistas, cromos, portadas de discos, anuncios, diarios, catálogos…

¿Y por qué digo que soy diseñador gráfico? Bueno, porque tengo un título de mierda… Pero además, porque al cabo del día me he ido codeando con gente que tenía otro título de mierda y NO eran, NO son diseñadores gráficos. Gente sin hambre, sin inquietudes, con conocimientos erróneos que aprendieron hace diez años y nunca se han preocupado de comprobar si lo aprendieron bien. Diseñadores gráficos con supuesta más experiencia que yo a los que les he tenido que enseñar a utilizar Illustrator (esos que se siguen emperrando en no aprenderlo porque a ellos les gustaba más Freehand MX), a los que he tenido que enseñar a hacer un PDF con el texto trazado sin necesidad de trazarlo en inDesign. Diseñadores gráficos que no han oído hablar nunca de un perfil de color, ya no digo que sepan lo que es… es que no han oído hablar nunca y si lo han hecho no han sentido la más mínima curiosidad por saber qué es. Y la mayoría de ellos aún me siguen preguntando como se hace eso que ya les he explicado unas cinco o seis veces

No, yo no soy ningún gurú de los diseñadores gráficos que todo lo sabe y tiene solución para los problemas de tu novia. Por suerte no lo soy. Pero sí leo todos los días, todos los días, y me intento preocupar por aprender cosas de mi profesión más de si el Barça y el Madrid juegan esta semana. Lettering. Diseño de interfaces. Procesos de trabajo. Hay un montón de cosas por aprender y un montón de gente compartiendo conocimientos y experiencia. No me vuelvas a preguntar cuál es la diferencia entre la flecha blanca y la negra en Illustrator. Supuestamente eres un diseñador gráfico y estoy harto de encontrarme profesionales desactualizados y sin interés. Gente sin inquietud en sus trabajos. Gente que tiene un título de algo que hace años que ya no es… sois vosotros, por desgracia una mayoría, los que estáis jodiendo al Diseño. ¡Dejad de joder al Diseño!

sooulysombra

Diseñé el logotipo del estudio de grabación Sooul y Sombra en el 2003. Fue uno de mis primeros trabajos como freelance. Unos meses después entré a formar parte del departamento de diseñadores gráficos (vagos todos) de una multinacional líder en su sector.

No quiero decir que en mi oficio sólo hayan holgazanes y desactualizados. Pero mi experiencia me dice que, lamentablemente, son la gran mayoría. Afortunadamente, también he tenido la suerte de trabajar y aprender de otros profesionales.

Written by fvalenciano

September 18th, 2013 at 6:49 pm

492. Entrenamiento de jiu-jitsu y grappling con Carlos Calderón

with one comment

“Las peleas terminan en el suelo” Royce Gracie.

Y vuelta a las andadas, con la simpatía que le caracteriza y mensajes como “inútil, necesito que vengas a grabarme”, el faixa preta, compañero, maestro y sobretodo colega Carlos Calderón, me sacó de la cama con gastroenteritis una mañana de fiesta y me puso cámara en mano a grabar un poco para hacer publicidad del seminario que mañana sábado impartirá en el gimnasio Pride Fitness Center de Dubai.

Grabamos por la mañana temprano e hicimos una selección rápida de algunas técnicas y montamos el video por la tarde…

Esta no es una entrada de “mirad que video más chulo he hecho”, es una entrada para invitaros a probar esos deportes de contacto menos famosos y más jóvenes que el judo, el tae kwon-do, el karate… Invitar a las chicas a practicar jiu-jitsu por deporte y para defenderse de esos hombres que abusan de su fuerza e incluso las acosan…

Y recordad, ningún hombre tiene el cuello o el tobillo lo suficientemente fuerte.

Charlie BJJ and grappling training from Cerdanyola Fight Club on Vimeo.

Written by fvalenciano

May 3rd, 2013 at 8:49 am

491. Miedos

without comments

Todos los hombres deben enfrentarse al menos una vez a sus miedos.

¿Cuántas veces nos hemos peleado? Tu enfermedad no te dejaría recordarlo y mi cabeza es especialista en dotar de sobrepeso a las cosas buenas. Sólo cuando la razón merece la pena y hace años ya que ésta lo mereció. Atrás quedan soplamocos que me hicieron sangrar por la nariz, la boca y el oído cuando apenas me alzaba un metro por encima del suelo. Amenazas navaja en mano. Sillas en mano. Palos en mano. Golpes. Mascotas que no volvieron a casa. No podernos ver. Tener que vivir a escondidas. Que me echaras de tu casa, de mi casa… Más tarde volví con visitas en son de paz. Enseñándote la palma de la mano vacía como el que va a acariciar a un animal que sabe que le puede morder cuando menos se lo espere.

Cuando por esa enfermedad ya no eras el monstruo al que nadie se atrevía a plantar cara, alguna vez volvimos a discutir. “¿Es que ya no te acuerdas de todo lo que me has hecho?” te he dicho, “qué hijo de puta he sido” respondías entre sollozos cuando te lo contaba. No.

Por miedo siempre supe que no iba a estar cerca cuando llegase este momento. Siempre me equivoqué. Salí de la cama a las tres y media de la mañana y caminé más de una hora entre la niebla y la noche hasta el pie de tu cama. No me quise separar de ahí hasta el último momento, como el resto de tus hijos. Horas. Lucha, coño, pensé. Lucha. Pero ya no era una pelea. Déjalo ya, dejé de ser egoísta, déjalo ya.

La última bocanada. Abuelo y padre. He besado tu frente aún caliente. Gracias por todo lo que me has enseñado. Me has enseñado muchísimas más cosas de las que los dos nunca hubiéramos imaginado y he querido estar a tu lado apoyándote cuando fueras a plantarle cara a lo único que te ha dado miedo.

Gracias por todo lo que me has enseñado.

Todos los hombres deben enfrentarse al menos una vez a sus miedos.

Written by fvalenciano

December 25th, 2012 at 11:43 am

Posted in Abstract,ELOVEE

490. Pasta para ramen

with 8 comments

A los pocos días de tener el libro, empecé a divertirme.

Antes había hecho pasta un par de veces, pero era más una especie de espaguetis resultones producto de mezclar unas cuantas recetas que había encontrado por ahí. No estaban mal para llenar mi estómago, pero sin duda no era algo que hubiera dado de comer a alguien para impresionarle.

Así pues, libro en mano y centrado en la pasta, cacharros e ingredientes de por medio me puse manos a la obra. Mezclé. Dejé reposar. Comprobé la textura un poco falto de conocimientos. Amasé. Volví a amasar. Dejé reposar. Llevé a la máquina de hacer pasta. Volví a amasar. Una y otra vez… Y corté. Con el primer corte vi el primer gran error. Fatal. Pensaba que eran rollos demasiado largos y había cortado la pasta antes de pasarla por las cuchillas en piezas de aproximadamente veinticinco centímetros. Ahora me era imposible poner fécula de pata y guardar en buenas condiciones (grupos individuales del mismo peso aproximado). El resultado no era malo, pero estaba más lejos de ser bueno… ¡Qué coño! era malo, muy malo.

Pese a ello, cenamos un ramen dos días más tarde que, siendo generoso, le daba una nota de 2 sobre 10, aunque la pinta del bol con todos los ingredientes no era tan mala.

A los pocos días volví a las andadas. Un sábado a la una de la mañana. Volví a mezclar. Mismas cantidades. Dejé reposar. Mismo tiempo. Amasé en un único bloque. Volví a amasar y ya la empecé a notar la masa más blanda que la vez anterior. Pensé que quizá me había pasado con el agua, pero estaba segurísimo de que había puesto ese “aproximadamente 90% de 460 gramos de agua” (se reserva un 10% por si la mezcla estuviera seca y necesitase más). La dejé reposar y me la llevé a la máquina de hacer pasta. Copié mis pasos y… tremendo fracaso. Era incapaz de cortarla. Cada vez que lo intentaba, la masa se pegaba entre los rodillos manchándolo todo, quedándose pegada y robándome el ánimo a pasos agigantados a las tantas de la madrugada. Tras varios intentos fallidos. Más de dos horas de trabajo. Rondando las tres de la mañana… tiré la toalla. Lo dejé todo como estaba y sin pasar por la ducha, sucio, con un humor de perros y un bajón de cojones… me acosté.

La mañana del domingo quise seguir “jugando”, pero la masa estaba dura y se cuarteaba con facilidad. Todo a la basura y duro trabajo de limpieza.

La siguiente semana no quise hacer pasta. Vale, sí, miedo a volver a fracasar ¿y qué?… Así que me centré en los huevos hanjuku… y días después, cuando empezaban a parecer hanjuku de verdad, pensé que era momento de volver a la harina y el agua… aunque odio ensuciarme las manos trabajando. Con un par de excusas maravillosas que conseguí colarme a mí mismo, me hice un par de fintas y evité ponerme manos a la harina una semana más. No tengo ingredientes. Ahora ya no son horas. Me duele la espalda del gimnasio. Uy! Tengo trabajo al ordenador. ¡Qué se yo!

Mientras, encontré una tienda en Barcelona que me cautivó con su colección de harinas, arroces, legumbres de venta a granel. Así que compré harina de soja para hacer kinako gyūnyū con miel artesana de eucalipto en estas noches de frío, fécula de patata, harina de kuzu y una harina italiana especial para hacer pasta. Un poco más cara de lo normal, pero asumible. Algo reticente por el hecho de que los fideos de ramen no son pasta italiana… pero creo que eso son tonterías. Por lo menos hasta que la pruebe. Es harina de trigo.

… y con ganas y fuerzas renovadas, volví a encerrarme en la cocina. Tercer intento. Mismos pasos. Corrigiendo errores. ¿Qué opinan?

Written by fvalenciano

November 27th, 2012 at 7:03 pm