Archive for the ‘I’m Workin’’ Category

500. Por qué no deberías sonreír en la foto de tu currículum

with one comment

Nunca he entendido la norma de poner una fotografía en el currículum. Además de para prejuzgar a una persona que no conoces, ¿tiene otra función?.

Situada en la parte más importante de tu historial, arriba, al principio, justo por encima incluso de tu nombre, no olvidemos que por lo que una empresa supuestamente te va a contratar no es por lo guapo que eres, o el buen feeling que les transmites, sino por tus estudios, conocimientos o experiencia laboral en el cargo que tienen vacante. Todo eso que está por debajo de tu cara en esa ficha, vaya.

Así pues, y teniendo en cuenta que hablamos normalmente de una foto de retrato en la que no se suele ver mucho de tu físico ni de tu estilo o buen gusto para vestir, la fotografía del currículum me sigue pareciendo innecesaria.

¿Tanto importa, quizá, el color de piel del trabajador? ¿La cantidad de pelo que tiene o cómo se lo peina? ¿Si es macho o hembra? (ya que con algunos nombres puede ser más difícil adivinarlo…) ¿o el acné que gasta?

Y sí, habrá quien me diga que la imagen es importante, que nadie quiere le atienda un andrajoso o tener un compañero maloliente, incluso que hay gente que no quiere encontrarse a un negro detrás del mostrador (a mi me lo dijeron –pero sí, por suerte no es lo normal–). Vale, puede que algunas de estas cosas sean ciertas, pero yo tampoco he conocido al jefe o persona de recursos humanos que vistiera de Galliano o le pararan por la calle para hacerse fotos con él… Es más, algunos no eran buenos ni como jefes, función por la cual supuestamente les habían elegido.

A lo que me refiero con esto es que, haciendo un repaso por las fotos de currículum o perfiles profesionales de LinkedIn (la red social más laboral aunque hayan individuos que se emperren en hacer de ella un reflejo de su blog de mierda), te puedes encontrar con gente que viste camisa y corbata con la que has trabajado más de tres años y nunca jamás les has visto vestir así de elegantes. ¿Para qué se han hecho la foto con ese disfraz? Quiero decir, si de vez en cuando te pones traje, vale, lo entiendo, si se lo pediste a tu primo para hacerte la foto (como yo para ir a aquella boda), ¿para qué te haces la foto con una ropa que tu no usas nunca? Vamos, que para el caso es igual de elegante un traje de torero o uno de bailarina…
Si sigues buscando un poco más, y sin mucho esfuerzo, te encontrarás a los que tienen una foto de perfil perfectamente afeitados y peinados cual niño el día de su comunión. Como el treintañero guarro al que le ha dejado su mujer y se acicala en busca de su segunda juventud preguntándose si ya es muy viejo para ir a las discotecas que iba cuando tenía quince años menos. Vuelta a lo mismo, meses y meses trabajando con ellos y no sólo no los has visto afeitados o peinados, incluso dudas de que se hayan lavado los dientes algún día que no fuera la noche antes de ir al dentista.
Más, mis favoritos: los que sonríen como si estuvieran la suerte de tener a Bill Murray como hermano siamés. Esos personajes con la sonrisa sostenida de oreja a oreja (algunos con conocimientos de Photoshop hasta se han blanqueado los dientes) que ves y piensas “hostia, qué tío más majo” después lees la cantidad de experiencia y conocimientos que tienen y no te cabe duda de que trabajar con alguien así al lado, debe ser divertido a la par que te debes hartar de aprender y compartir sabiduría. Pues no, años sentados juntos, en la misma sala, en la misma mesa, el mismo grupo… casi en la misma silla, y te das cuenta de que “Don Sonrisa” moja las magdalenas del desayuno en vinagre. Que el tío no se rie ni aunque le hagas cosquillas. Ni el día de cobro. Ni aunque le hagas cosquillas el día de cobro… que no, oye, que no. A algunos incluso les joden, los que no están amargados como ellos.

Por eso, aunque me gustaría, no os puedo invitar a que dejéis de poner fotos presidiendo vuestro currículum vitae, además, el mío también tiene una desfasada y de cuando era joven e ingenuo cual portada de disco de Michael Jackson o Raphael, pero por favor, no os vistáis con el traje de la boda. No. No os afeitéis, si tenéis una barba un poco descuidada no quiere decir que trabajéis menos, en serio.

Y lo más importante: no sonriáis. No sonriáis en la foto del currículum. Sonreíd en el trabajo.

gorilla

Written by fvalenciano

April 14th, 2014 at 5:49 pm

Posted in I'm Workin'

487. 45 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya

with 3 comments

Por tercer año consecutivo, vuelvo al Festival de Cine Fantástico de Cataluña en Sitges. Un día antes de que empiece. Once días de trabajo intensivo encerrado en un cuarto con moqueta. Buena gente, eso sí. Buen cine, también, en este evento que es un referente y que en sus cuarenta y cinco años de historia (que se dice pronto) ha contado con innumerables caras famosas.

El año pasado me sorprendió The Yellow Sea de Na Hong-ji. Me hizo retorcerme en mi butaca Outrage de Takeshi Kitano. Me emocionó Momo e no tegami de Hiroyuki Okiura. Me reí, bailé y canté con las casi tres horas de Endhiran de Shankar… Los silencios de Drive, la ausencia de sexo en el sexo de Sleeping Beauty

Este año aun no ha empezado aunque ya hemos trabajado muchas personas, muchas horas… Vuelvo a currar en la planta menos uno, comer en la cero, dormir en la tres… pero disfruto cada mañana cuando me levanto a plantarle cara a esas no menos de diez horas de faena que me esperan. Desayuno revisando lo que he hecho el día anterior en la mano como sé que hacen algunos cientos de personas y aunque vea errores y cosas que cambiaría… un trabajo bien hecho no se paga con dinero, se cobra en satisfacción personal. Incluso cuando sabes que no es, ni de lejos, perfecto.

Si tenéis la oportunidad, en serio, no dejéis de pasar por Sitges estos días. Lo merece el pueblo, el cine, la zombie walk, la gente, el ambiente…

Written by fvalenciano

October 3rd, 2012 at 1:09 pm

Posted in I'm Workin'

481. Muay Thai en el Cerdanyola Fight Club

with 4 comments

Carlos Calderón, amigo y entrenador de Muay Thai en el gimnasio Cerdanyola Fight Club, me agarró del pescuezo y me “invitó” más o menos educadamente a hacer un video de una de las clases que imparte lunes y martes. Vale, no fue así exactamente… vino a comer karaage a casa gritando “mata karaage!” y “no karaage no life”, y mientras me daba puñetazos en las costillas, pensó que sería buena idea hacer un video de los chavales entrenando que, cierto es, le ponen ganas y empeño aunque a algunos se les de mejor que a otros.

Así que un día llevé la cámara y grabé lo que pude… Creo que el último vídeo que había hecho para alguien había sido el de la ceremonia del té de Oskar, y de eso ya ha pasado demasiaaado. Ahora vuelvo a ver este イク茶 y sólo veo errores, fallos, cosas que no me gustan… pero también un montón de sentimientos y buenos recuerdos. Ojalá pudiera volverlo a grabar con otra mejor cámara, con los conocimientos que tengo ahora y con las ganas de crear que me quedan. Pero bueno, el aprendizaje se compone también de práctica y hace tres años, cuando Oskar me invitó a asistir a su ceremonia del té yo estaba empezando a sentir cosquillitas por lo de hacer vídeos. Hoy estoy seguro de que no pondría en un portafolio de trabajos personales lo que edité para él. Tanto como que que seguiré contando a más personas lo bien que me lo pasé aquella tarde degustando un té verde e intercambiando sonrisas.

Después de eso… la verdad es que he tenido la suerte de tener compañeros de oficina que me han enseñado mucho. Me he visto obligado a practicar y aprender más sobre software de edición y postproducción… He trabajado como ayudante de foquista en cortometrajes que han recibido premios y se han pasado por festivales de renombre… y unas cuantas cosas más que me han hecho dudar de si era un nuevo camino a explorar laboralmente…

El miedo a no hacer algo de nivel o no estar a la altura de lo que toca me hace tomarme las cosas con calma. A veces miro y remiro lo hecho y de un día a otro ya no me gusta, o pienso que lo puedo hacer mejor… por eso muchas veces paro un trabajo un tiempo… porque a cada paso que doy, pienso que no es suficiente.

El vídeo de la clase de Muay Thau fue otro de esos sin storyboard. Cosa que odio. Me he acostumbrado a ver qué voy a grabar, pensar las tomas que quiero hacer y prepararlo para que quede como yo quiero… pero cuando hay tanta gente esperándote, como es el caso de una clase, es demasiado difícil marcar el ritmo. Carlos Calderón me dio unas cuantas tomas: de manoplas, de sombras, de calentamiento, de asaltos, de saco, combinaciones… y luego en casa, mirándolas una y otra vez, decidí qué quería montar. La primera idea era reflejar que en las clases hay gente de todos los niveles y que no todo el mundo es joven fuerte y está preparadísimo. Quería poder hacer que salieran todos un poco y que alguien ajeno a este deporte, pero con un poco de curiosidad, pudiera pensar que él o ella también puede practicarlo y sentirse motivado a ello.

Bueno, el caso es que me puse poco a poco a montar y la cosa no me disgusta incluso después de haberla visto unas cuantas veces. Llamé a mi colega Juan Profundo para que se encargase del sonido, tanto de la música como de ecualizar el audio original de sala para que sonase como es debido… y el resultado es este:

Written by fvalenciano

May 8th, 2012 at 5:35 pm

472. Otro anuncio de “A lo perruno”

with one comment

No, todo lo que tengo que contar no es publicitario o imágenes con un título y la intención de que tu músculo haga ejercicio (no, la polla no, el cerebro, digo). Tengo unas cuantas historietas aún por contar, pero cada cosa en su momento… y ahora es el momento de “A lo perruno”, por algo somos perros sin collar y sin dueño…

Mi primo Juan Pro se rompió el codo en un accidente accidentado y aprovechamos para grabar la segunda promo de su disco que ya está en la calle callejera. “A lo perruno” es un disco de rap rapero y… si no te gusta el rap (que oye, tienes todo el derecho) no hace falta que le des ni una oportunidad. Bueno, tampoco hay que ser así, si quieres se la das…

Se la puedes dar desde Spotify, desde Deezer (que me han dicho que desde aquí el artista cobra por las escuchas) lo puedes comprar en iTunes, hasta seguro que lo puedes encontrar en Megaupload, Rapidshare y sucedáneos, pero esos te buscas tu los enlaces que los que yo encuentro pido que los borren porque tienen derechos de autor… ¿Por qué? Pues porque sé muy bien todo el dinero que se ha gastado mi colega para poner el disco en la calle y créeme… son más euros de los que se ganan currando muchos meses en la construcción de gruista… ¡Que no es Lady Gaga! ¡Que es el Juan Pro!

Total, os dejo otra promo que he grabado, editado, montado y reído… si es que nos reímos con cualquier cosa (fíjate tú que suerte, que somos más de pichas y pedos que de Woody Allen).

Written by fvalenciano

January 3rd, 2011 at 2:45 pm

470. Anuncio de “A lo perruno”

with 3 comments

Últimamente he estado ocupado en el diseño del CD de mi primo Juan Profundo. Su tercer trabajo a la venta se llama “A lo perruno” (antes fueron “Próximo nivel” y “4º4ª”). Además he desempeñado (o estoy desempeñando, mejor dicho) nuevas funciones que no había hecho hasta ahora. Buscar sponsor. Negociar con revistas. Hacer promoción… Así como aportar ideas, en la medida de lo posible, sobre algo que no domino…

La experiencia está siendo más que gratificante. Durante las últimas semanas, he pensado muchas veces que me gustaría dedicarme a esto, pero a la vez he de decir que es muy agotador, estresante y caótico… Eso sí, el doblar la mente de alguien (de buenas maneras, no estoy hablando de forma peyorativa) en algo que no es tu profesión… es genial! El hecho de tener razón o una buena idea… es una sensación que enchufa energías para seguir y seguir trabajando. Y no me refiero al hecho de sacar pecho por tener razón, hablo de aportar una idea sobre algo que no dominas y alguien que sí controla cree que has acertado… Bueno, supongo que me he explicado bien.

La media de horas dormidas al cabo del día ha bajado. La media de correos recibidos y enviados al cabo del día a subido. También la media de cosas que tengo que recordar hacer antes de… o que no se me olvide…

Para la promo de “A lo perruno”, Juan Pro quería hacer un guiño a los míticos vídeos doblados de “El Informal”, así que improvisamos en la terraza de casa de mi abuela que hasta se ofreció a aparecer… y como se reía viendo el montaje final!

“A lo perruno”, tercer LP de Juan Profundo, a la venta el 14 de diciembre.

Written by fvalenciano

December 6th, 2010 at 5:47 pm

Posted in I'm Workin',Video

468. ¿Hablaba de?

with 3 comments

¿Trabajo?

La semana pasada tuve la suerte de tener cuatro modelos frente a la cámara en el estudio. Jovencitos todos ellos y con personalidades bien diferentes. Me gustaron bastantes fotografías de las que hice, la verdad, pero especialmente dos.

La primera, porque la niña (que me han pedido que no ponga nombres) era bien chula y el pasotismo a veces sumado a la sonrisa espontánea que no podía esconder me cautivó.

La segunda, otra niña. Imposible ponerse seria y con dos ojazos impresionantes. Y cuando digo impresionantes, digo impresionantes.

Pedí permiso en la empresa (que me pidieron poner marca de agua) y a la madre para publicar las fotos (a quien le pasaron los enlaces de Flickr y este blog). La verdad es que me ha sorprendido gratamente que me haya autorizado a poner las fotos de sus hijas porque esta página tiene algunos contenidos… llamémoslos “abstractos”. Si me está leyendo, de corazón le doy las gracias.

Estas dos fotos me gustan mucho.

Written by fvalenciano

October 25th, 2010 at 4:29 pm

Posted in I'm Workin',Photo